De todos es sabido que la piel es el órgano más grande del cuerpo. Es la protección externa contra todo tipo de agentes que pueden afectar a nuestro cuerpo por dentro. Gracias a la piel, los órganos tienen una barrera que impide que cualquier ataque que provenga de fuera pueda causar daños. Esto demuestra que cuidar de la piel no es solo una obligación por cuestiones de belleza, también lo es por cuestiones de salud.